4.10.10

Mixtape: Noche loca en el bar de la esquina


Déjame guiarte a través de una mágica noche ebrio-musical...
Simplemente relaja los sentidos y déjate llevar.

Llegamos al bar de la esquina,  pedimos una mesa en la parte de atrás y ordenamos nuestra primera cerveza. Todo va bien, podemos escuchar a la banda que está tocando un reggae buena onda. 


El solo de guitarra de esta canción te pone de mejor humor, y sin darte cuenta comienzas a marcar el ritmo golpeando ligeramente tu mano contra la mesa. Te dices a ti mismo: Esta va a ser una buena noche.

Empieza la segunda rola de la velada, música alegre y pegajosa. 



De pronto te dio más sed así que te tomas otra cerveza.
Te das cuenta de que la letra de la canción está en alemán y presumes ante la mesa, con una pronunciación deplorable, las  3 palabras que alguna vez aprendiste en un viaje por Berlin:"Ein bier bitte"(Una cerveza por favor).


El mesero que está parado atrás de ti resulta ser un entusiasta estudioso de idiomas y sin siquiera preguntarte te asienta otra cerveza...

Después de las primeras 3 chelas, decides que es propio meter 2da velocidad, así que ordenas un trago coqueto para beber al ritmo de SKA.



Un grupo de gente que esta sentada junto a la banda se pone de pie y empieza a bailar, tu piensas que aún no estás tan animado como para ponerte a mover los pies, pero te sorprendes a ti mismo cantando a todo pulmón al tiempo que levantas el brazo con tu vaso para brindar...


...y como todos sabemos que el ska es un ritmo rápido y vigoroso, pues tú también te vuelves uno con la música y el ritmo y te tomas "rápida y vigorosamente" otros 3 tragos más en lo que dura la canción.




En este momento, te sientes extremadamente feliz, la sangre te sube rápido a la cabeza y no puedes evitar el pararte y comenzar a bailar. ¡Te sientes como un gitano!

El ritmo pegajoso de la canción provoca en ti movimientos que hasta ahora la ciencia había considerado imposibles para el cuerpo humano… Brincas como loco y levantas los brazos al aire. Incluso haces el patético chiste de pretender tocar el violín cada vez que lo escuchas en la canción.


En este punto todos somos básicamente amigos de todos, la gente baila entrecruzando los brazos unos con otros. Ni siquiera te sabes la letra de la canción, pero la cantas como si tú la hubieras escrito!


A lo lejos se escuchan unas botellas que se rompen. Por un momento piensas que empieza a llover pero luego te das cuenta de que es la cerveza que vuela por el aire bañando a todos como si de un festival de música se tratara.

Estás feliz, te sientes como un pirata superpoderoso fusionado con un irish dancer.


La canción termina y tu noche también.
Toma un Alka Seltzer y llámame en la mañana.


4 comentarios:

  1. wow! i would love to go to a bar with you and dance like a super powerful pirate merged with some irish dancer!!
    this was fun!
    love your blog!!
    xoxo

    ResponderEliminar
  2. magnifica progresion en intensidad!!! liked it... pregunta... basado en hechos reales?

    ResponderEliminar
  3. Jaja eso lo dejo a imaginación y criterio de mis lectores...

    ResponderEliminar
  4. Anónimo6.10.10

    wera tas loka!!!! jajaja

    ResponderEliminar

Share the love!