12.9.11

Guilty pleasure...

Entre las ya conocidas aventuras de bazar, de vez en mes me encuentro con revistas antiguas y tengo que confesar que mi mayor guilty pleasure son los anuncios publicitarios. En verdad es impresionante como una imagen dice más que mil palabras y puede reflejar la ideología de la época.

Demos un breve repaso...


Nada más sensual que compartir el talco con tu pareja para mantenerse frescos! Además notese la cara de emposmado del hombre... priceless.

¿Ganó por una nariz? really?  Además me encanta el entusiasmo con el que menciona que con tan solo unos fáciles, rápidos y seguros "toquecitos" su nariz quedo perfecta... por favor alguien pregúntele a quien se haya hecho una rinoplastia si en verdad solo sintió unos toquecitos...



RAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAWRRR.... Ya saben de cual comprar papaloys



Obviamente todos saben que la unión familiar es directamente proporcional a que todos en la familia utilicen la misma marca de ropa interior... pero lo que realmente me perturba es el sonriente caballero de mostacho posando feliz con sus calzoncillos Jim Miss.
Ansory pero esta foto se va directo al awkward family photos.

Me queda clarísimo, aquí hubiese aplicado perfecto el #HEDICHO

Así de obsoletos se verán nuestros smartphones en unos años cuando nuestros hijos se comuniquen mediante microchips insertados en sus cerebros que se interconectarán a ondas electrosensoriales que transmitirán la comunicación a  travès del espectro magnético supra-galáctico...


Es inevitable no soltar una pequeña risa al leer cosas como: 

  • "...Hay lugar para muchos, muchos niños, no importa donde vayan sentados... (aquí faltó agregar) mételos en la cajuela, bajo el asiento o pegados al retrovisor; incluso pueden ir en el techo para una mejor vista del recorrido!"
  • "Cuando se trata de transportar angelitos.... o pequeños monstruos" 
  • "Combi de Volkswagen conserva el buen humor del conductor."

Aquí nuevamente regresamos a la urgencia por casarse pero esta vez no es la nariz, sino el peso. Moraleja del anuncio: si no bajas de peso seguirás siendo siempre la dama de honor pero no la novia... te lo dice tu prima que te mira desde atrás con desdén.





1 comentario:

  1. Mi mamá tiene (o tenía) Kilos y kilos de revistas "Vanidades" de los 80 y tantos... todavía ni nacía yo.
    Una vez las encontramos y de verdad que es un agasajo poder ver la publicidad... sin duda lo más trascendente de una revista vieja, te llevas cada sorpresa jajajaja.

    ResponderEliminar

Share the love!