31.12.13

Cuatro cosas para recordar del 2013 en la moda nacional

Estamos a horas de que termine el 2013, un año llenó de twerking, selfies y bailes epilépticos colectivos.  Un año en el que Marc Jacobs dejó Louis Vuitton tras 16 años al frente de la firma y las fashionistas de más de 30 vistieron suéteres de Bambi. Normal. Sin embargo, en el mundo de la moda nacional también pasaron cosas interesantes que vale la pena recordar.

Ale Quesada ft. Grupo Axo
Ale Quesada cierra el 2013 con una excelente noticia, y es que en la pasada edición del Mercedes Benz Fashion Week México (primavera-verano 2014), la diseñadora fue presentada como una de las nuevas marcas bajo la tutela de Grupo Axo, uno de los corporativos de moda más importantes de México encargados de manejar marcas como Tommy Hilfiger, Emporio Armani, Coach, Marc by Marc Jacobs y Etro.

La experiencia en el posicionamiento de marcas de Grupo Axo y la creatividad de Ale Quesada prometen ser una formula infalible para consolidar y aumentar la presencia de los diseños de la mexicana en el mercado.



Alonso Murillo - Al sonoro rugir del tacón
El 2013 fue también el año en el que el universo de Youtube nos presentó a Alonso Murillo, un chico capaz de dictar cátedra sobre cómo mantener la barba perfecta o cómo correr un maratón en tacones, por igual. 

Alonso, estudiante de diseño textil de la Ibero, llamó la atención de sus compañeros y de los medios de comunicación por recorrer la universidad en tacones con la soltura y la seguridad con la que Kate Moss lo haría en cualquier pasarela internacional. Y aunque no es el primer hombre que se atreve a romper los paradigmas de la vestimenta y el género, me parece interesante que Alonso sea un portavoz en su comunidad, un ejemplo de autenticidad e individualización de la apariencia que no se deja intimidar por los estereotipos impuestos por la sociedad.



Louis Vuitton dice que México es 'cool'
Desde 1998, Louis Vuitton ha compilado lo mejor de las ciudades más cosmopolitas del mundo para crear sus 'city guides', guías de lujo para todas aquellas personas a las que les gusta viajar bonito y conocer lugares con onda. 

Este año, y en pleno festejo por el lanzamiento de su 15a edición, la firma francesa decidió incluir por primera vez a la Ciudad de México (algo estamos haciendo bien) creando una guía con lo mejor en moda, cultura, gastronomía, hoteles y diseño de nuestro país.




Sara Galindo y Pelayo Diaz, el Tweet de la discordia.
Comprobando que los dramas y berrinches de ‘teenagers’ suceden hasta en las mejores familias, el 2013 fue testigo de uno de los pleitos cibernéticos más involuntariamente divertidos de los últimos años. Sara Galindo, directora de Elle México VS Pelayo Diaz, reconocido bloguero de moda. La cosa estuvo así:




Sara intentó 'enmendar su error', pero ya era demasiado tarde, la furia del ego lastimado del señor Pelayo se había desatado cual Kraken, y los dimes y diretes comenzaron a apoderarse de las redes sociales.



Digamos que si yo hubiese sido su mamá, esa noche los mandaba a los dos a al cama sin cenar.

15.12.13

#TertuliaTomate

Convivir y conbeber son dos verbos que van muy bien de la mano, y cuando además eso sucede con personas súper interesantes que comparten contigo temas en común, puedes tener por seguro que pasarás un momento memorable.

El pasado jueves por la noche tuve la oportunidad de participar en una tertulia de blogueros en la que también estuvieron Ceci y Ebbani de Coolhunter Mx; Dave Friedman de In The Name of Vlog; Victor de Moustique Blog; Edna Pedraza de Societé Perrier; Sergio de Apolorama; Clara Muro, nuestra espectacular anfitriona y Daniel, PR y  fotógrafo oficial con su iphone de la velada.

La cita fue en Bar Tomate, un restaurante de Polanco en donde la decoración del lugar, el excelente servicio y la deliciosa comida crearon el ambiente perfecto para convivir* con la blogueriza.

*Descripción gráfica del término 'convivencia' en una reunión de blogueros…


Para comenzar  e ir agarrando confianza cada quien pidió un 'traguito'. Chelas, mojitos, vino, martinis o margaritas de tamarindo, una vez que todos tenían trago en mano arrancó la tertulia.

Lo primero fue conocernos y platicar un poco sobre lo que hacemos, ya que aunque algunos sí nos habíamos visto antes en persona, otros nada más nos ubicábamos por redes sociales y algunos de plano fueron un grato descubrimiento.



A lo largo de la plática, que fluyó con toda naturalidad, fuimos tocando diversos temas relacionados a los blogs, las redes sociales y por qué no, hasta divertidos fenómenos en la web como mirrreybook o poormichelle. A la par pudimos probar el delicioso menú de Bar Tomate, que nos consintió con varias entradas y un delicioso salmón a la plancha.



Un bocado por aquí, un tweet por allá y las risas se adueñaron de la mesa, y es que es padrísimo tener la oportunidad de encontrarte y platicar con gente que entiende y habla tu mismo lenguaje.

Por último, no me queda más que darle las gracias a Bar Tomate por tanto agasajo y recomendarles que visiten los blogs de los que fueron a la tertulia, ya cada quien tiene un estilo y un enfoque particular para abordar temas como moda, tecnología, tendencias, diseño y hasta divertidas vivencias personales.

3.12.13

Mamá, no voy a poner arbolito de Navidad

Sucedió en una tarde de diciembre ayer mientras platicaba con mi mamá por Facetime…

Mamá  ¿Y ya pusiste arbolito de Navidad en tu departamento?
Yo – Mamá, no voy a poner árbol de Navidad




Aunque no dijo nada, mi madre no pudo evitar hacer una pequeña mueca de desilusión, como si con esa sencilla frase le hubiese dicho: ¡Mamá, no tengo corazón! Odio la Navidad y soy una amargada que no quiere decorar su casa ni fomentar el espíritu navideño, ah, y ojalá que se derritan los polos y se mueran todas las focas bebés del mundo.

Así que antes de que su tristeza se convirtiera en algo trágico, corregí. 

Yo – Bueno, o sea, sí voy a poner uno, pero no arbolito arbolito…
Verás mamá, hay que cuidar el medio ambiente, no podemos darnos el lujo de matar árboles por un simple capricho. Yo sé que un árbol natural es un árbol natural, pero aceptémoslo, cuando vives sola en un tercer piso sin elevador, y la simple idea de tener que barrer tu cuarto una vez a la semana ya te causa terror suficiente, tener un árbol navideño que tira en promedio 58 ramitas al día no está en tu lista de prioridades. Así que me di a la tarea de buscar opciones alternativas para decorar y tener un pino navideño de una manera mucho más original-práctica-barata.

Mamá (notablemente aliviada) ¡Ay buenísima idea! 

Hacer un arbolito pegando fotos en la pared es una bonita manera de decorar y tener presentes a aquellas personas que tienes lejos. Eso sí, ten en cuenta que si le tomas una foto para presumírselo a tu mamá ella se la va a mostrar a tu abuelita, tías, primas y hasta a la señora del mercado. Así que asegúrate de incluirlas a todas en las fotos.

Tutorial aquí
Si tu arsenal de libros te permite construir una torre de más de un metro de altura ¡FELICIDADES! Formas parte del reducido porcentaje de mexicanos que lee más de 2.8 libros al año *aplausos*.  Así que el arbolito navideño literario es una excelente opción para decorar tu casa.

Dato cultural: El 41% de la población dedica su tiempo libre a ver televisión, mientras sólo el 12% dedican este tiempo a la lectura. Más info aquí.

Tutorial aquí
El siguiente proyecto es el árbol piñata en la pared que, aunque conlleva un poco más de tiempo y destreza manual, no ocupa nada de espacio y es perfecto para poner los regalos debajo - o en su defecto cajas vacías fingiendo ser regalos -.




Por último, una opción súper práctica es decorar la pared con cinta 'washi'. Esta es la solución de emergencia, ya que te permite crear diferentes diseños en menos de 5 minutos y sin hacer basura.

En fin, ahora no pueden decir que no se los advertí. Cualquiera de las cuatro opciones anteriores son muy fáciles de imitar, así que no hay pretexto para no decorar. Háganlo por la tranquilidad mental de sus madres...